Fijo: 963926081- Móvil: 636937982 info@circuloatlante.es

Método Atlante

En que consiste
¿Qué es el Método Atlante©?
Es un compendio de procedimientos, técnicas, herramientas y geometría combinada con luz, (fotones) para su aplicación a seres vivos y entornos.
En este universo, todo está basado en ondas a diferentes frecuencias.
Eso que llamamos energía negativa o negatividad, no es otra cosa que formas de energía a baja frecuencia. Algo denso, oscuro y antagónico a nuestra armonía vital.

Cuando un entorno o un ser vivo está impregnado de este tipo de energías, la disfunción y el desorden aparecen.
Los entornos son malsanos. Las personas suelen enfermar y no prosperan en infinidad de aspectos: Salud, negocios, relaciones, proyectos…
Afortunadamente las herramientas del MÉTODO ATLANTE © utilizan una frecuencia muy elevada, capaz de inducir benéficamente a los entornos o a los seres vivos afectados por estas frecuencias nocivas; liberándolas, creando armonía y contribuyendo a que sean más saludables.

Algo decisivo para el mantenimiento de la buena salud, es el entorno. (casas, negocios etc.) Medimos su energía y trabajamos en ella si fuera necesario, para elevar su su nivel de vibración. “La calidad de nuestro entorno determinará la calidad de vida que disfrutemos.
Identificar qué factores nos perjudican y qué factores nos benefician, es la clave para poder modificarlos o eludirlos y mejorar las condiciones de vida

La sesión de equilibrio energético con el MÉTODO ATLANTE, te alineará todos tus niveles: Físico, Mental y Energético.

Una reestructuración que a nivel fotónico, de COLOR Y GEOMETRÍA, te alineará con tu esencia, armonizando tú cuerpo bioenergético (a través de los biofotones que los seres vivos tienen) actuando en los planos físico, mental y astral.
Una depuración energética que limpia todo el sistema para que la persona encuentre mayor claridad y despeje mental, físico y emocional.

Con el MÉTODO ATLANTE reequilibraremos el campo energético, potenciando el nivel de energía positiva, anclaremos los centros de energía a la tierra y conectaremos con el todo, neutralizaremos cualquier trabajo de magia negra que la persona pueda tener o le hayan lanzado, liberaremos la energía atascada, y los efectos serán inmediatos.

Un trabajo de magia, es un aspecto desestructurado del átomo o sub-átomo del cuerpo astral de la persona, (que también tiene un patrón geométrico que emite luz [fotón] y color) y esta desestructuración producida por el trabajo de magia, hace que nuestro cuerpo astral se quede desestructurado (emite patrón des-armónico geométrico, lumínico y de color) afectándo a nuestra vida cotidiana, en todos los planos (físico, mental, emocional…)

Además no tenemos ni sabemos porque nos pasan “ciertas cosas” sin razón aparente.
Con el MÉTODO ATLANTE logramos armonizar los patrones geométricos interiores sincrónicamente con el exterior que nos rodea, porque armonizan a la velocidad de los átomos y sub-átomos (que se mueven a la velocidad de un microsegundo), haciéndonos sentir cambios instantáneos.

Es decir, ya no existirá el trabajo de magia o mal de ojo. Un trabajo de Magia, mal de ojo, etc… sería una implantación, (como un virus) necesitaremos eliminar este virus, para que se restablezca la armonización, además sería bueno contar con un buen protector para evitar futuros ataques.

Y para esto tenemos la estrella ATLANTE, tanto en colgante como en pulsera. Una estrella de 9 puntas basada en el 3,6,9 de Nikola Tesla y con geometría ATLANTE, que impedirá que nos roben energía (caso de las envidias o mal de ojo) e impida que nos entren trabajos de Magia (sería como tener instalado un buen antivirus de calidad).
________________________________________________________________
Circulo Atlante ©
________________________________________________________________
NOTA. Estas indicaciones complementan y apoyan los tratamientos médicos, y pueden ayudar eficazmente.

Alineamiento Atlante
InicioAntes de empezar cualquier armonización, incluida cualquier sesión del método atlante. Partiremos de un procedimiento básico que nos alinee a todos los niveles físico, mental y energético. Una reestructuración a nivel fotónico, de color y geometría que nos alinee con nuestra esencia.

Una nueva armonización de nuestro cuerpo aurico, físico y mental. Para que los siguientes pasos terapéuticos que puedan seguir sean más eficaces y certeros. sería como pintar en un lienzo en blanco.

Una depuración energética que desparasita todo el sistema para que la persona encuentre mayor claridad y despeje mental, físico y emocional.

Co​n el Alineamiento Atlante © reequilibraremos tu campo energético, potenciando tu nivel de energía positiva, anclaremos tus centros de energía a la tierra y te conectaremos con el todo, neutralizaremos cualquier trabajo de magia negra que te hayan lanzado, desbloquearemos tu energía atascada y notarás efectos inmediatos.

Armonización de Ambientes
Con las herramientas Atlante ©, armonizamos cualquier ambiente: casas, locales, empresas, negocios, etc. o circunstancias que rodean a personas o cosas.

NOTA: Está armonización se debe hacer por un asesor Atlante © homologado y nunca a distancia, ya que los resultados a distancia pueden ser imprevisibles.

La energía manifestada tiene la capacidad de transformarse. Así como una energía positiva posee la capacidad de volverse negativa, una energía negativa puede transmutarse y hacerse positiva.

¿Cómo reconocer los diferentes estados en que se manifiesta la energía?

¿De pronto nos sentimos, nerviosos, cansados, agobiados, irritados, molestos, etc. sin mediar causa aparente?

Entonces algo está sucediendo con nosotros o con el espacio, o quizás en ambos.

Sumándose a las energías del lugar existen además las que provienen de la tierra (telúricas), y otras que provienen de diferentes fuentes energéticas, que son de baja vibración, y que pueden desencadenar:

– simples malestares

– tropiezos

– discusiones

– infortunios

– roturas en serie

– dormir mal

– actitudes irracionales en los animales

– malentendidos entre miembros del hogar

– iracundos odios

– accidentes

– enfermedades

– etc.

Cuando hablamos de limpiar energías de un espacio se deben investigar con antelación varios aspectos:

¿Cómo estamos o están los integrantes de la familia interiormente?
¿Quién ha ingresado al hogar recientemente?
¿Qué eventos han sucedido en los últimos tiempos?

¿Qué objetos han ingresado últimamente en nuestra casa?

¿Ha habido algún cambio en el entorno de nuestro hábitat? (construcciones nuevas, remodelaciones, nuevos negocios, nuevos vecinos, colocación de antenas de alta frecuencia, muertes, etc.)

Algunas causas que pueden explicar las alteraciones en un lugar son:

Energía de las formas: Toda forma genera y encauza energías cósmicas, telúricas y psicotrónicas.
Saturación de electricidad: Instalaciones mal realizadas, equipos electrónicos, tubos fluorescentes y transformadores que generan nerviosismo e intranquilidad.
Geopatias: Red Hartmann y Curry, fallas geológicas, corrientes de agua subterráneas.

Estatuas y formas: Adornos regalados o comprados que emiten energías de acuerdo a sus formas y a lo que representan.

Contagio energético: Entre los integrantes de la familia, incluido entidades propias o ajenas, por ejemplo, si una de las personas o familiar que habita en la casa es muy negativo al final la energía que desprende será absorbida irremediablemente por los demás ocupantes, e incluso a las paredes u objetos.

Energías residuales: De gente que partió y de los objetos que les pertenecían, estas son como “memorias flotantes”, estancamientos de situaciones en un lugar determinado de la casa en la que hubo una pelea, una muerte, etc., y esa energía se quedó encapsulada en esos pocos metros de la casa o en algún rincón determinado…

Impregnación de paredes: Adherencias de energía a través del tiempo en paredes, alfombras, objetos y muebles.

E-Bio - Procedimiento
Energía Bio Activa con el Método Atlante de armonización

Activación – Equilibrio Celular

El cuerpo intenta mantener la salud y para ello cuenta como ayuda a la homeostasis. Cada célula, órgano y sistema del cuerpo necesita de un ambiente adecuado para funcionar.

Los fluidos y bioquímicos tienen que ser abastecidos en cantidades específicas y la temperatura del cuerpo debe mantenerse dentro de un registro limitado. El estrés es algo que crea un desequilibrio.

Tanto si es un día caluroso, como si sufrimos de angustia emocional, de una herida o un tumor, nuestra salud depende de la habilidad de los sistemas internos para ajustar rápidamente los desequilibrios y recomponer la homeostasis.

Mecanismos

El cuerpo utiliza diferentes procesos para mantener la homeostasis. Los receptores de sentido en todo el cuerpo detectan cambios en el ambiente interno y externo, y envían mensajes al cerebro; éste responde comunicando a los órganos apropiados que restablezcan el equilibrio.

Las hormonas son usadas con frecuencia para señalar los cambios que deben hacerse para restablecer el balance, pero el cuerpo también utiliza otros mecanismos.

Por ejemplo, los receptores de la piel detectan cuando la temperatura sube y se lo indican al hipotálamo, que envía impulsos a las glándulas para que produzcan más transpiración para refrescar la piel y bajar la temperatura corporal.

Retroalimentación

Los sistemas de retroalimentación del cuerpo monitorean el ambiente interno y envían información para realizar cambios inmediatos para asegurar la homeostasis.

Imagina un “circuito cerrado” de información en el cual un desequilibrio causa una respuesta para corregirlo, el cambio resultante es detectado por el cuerpo y esto produce otra respuesta.

De esa forma, la información es continuamente enlazada y se realizan ajustes de manera constante. Cuando un mecanismo de retroalimentación no funciona correctamente, o cuando los sistemas están abrumados por el estrés constante, el desequilibrio causa dolencias y enfermedades.

La fuente de la vida está en el “Equilibrio”

Cuantas veces nos hemos hecho la siguiente pregunta.

¿Cuántos años he de vivir y que debo hacer para vivir mejor?

Dejando a un lado, que la respuesta más sencilla a esta pregunta, está en encontrar el “Equilibrio“ a nuestro cuerpo.

Esta simple palabra contempla desde los conceptos más complejos a nivel médico, como son los de la fisiopatología que habla del funcionamiento celular, pasando por conceptos filosóficos que definen nuestro pensamiento, conceptos mecánicos que hablan de nuestra estructura física e inclusive conceptos un tanto más complejos como los espirituales.

La Organización Mundial de la Salud define a la salud como el “estado de completo bienestar físico, mental y social”.

Es decir, el concepto de salud trasciende a la ausencia de enfermedades y afecciones.

En otras palabras, la salud está definida como un equilibrio de eficacia funcional y metabólica de un organismo viviente, tanto a nivel micro (celular) y macro (social).

Inclusive desde la medicina occidental o alopática, también se menciona la necesidad de un equilibrio en nuestras células, en su ambiente ácido o alcalino “Equilibrio ácido-base”, para lo cual ambos extremos representan una alteración celular y por ende hablan de un mal funcionamiento de nuestro cuerpo, representado en enfermedades tanto metabólicas, inmunológicas, inflamatorias etc..

Todos estos conceptos han sido base para la búsqueda cada día de nuevas opciones o métodos terapéuticos tanto alopáticos como alternativos, que permitan al ser humano gozar de una buena salud. Cuando se rompe este equilibrio, nuestro organismo manifiesta una serie de signos o síntomas, que a veces bajo el ojo de la medicina convencional se deja a un lado y no se les da su importancia.

La importancia del Equilibrio de los hemisferios cerebrales

• El hemisferio izquierdo está Especializado en las Operaciones Lógicas. Es con el que Sumamos, Restamos, Multiplicamos, Pensamos de forma “Lógica” y “Razonamos”.

• El hemisferio derecho está Especializado en Operaciones “Analógicas” (Creativas). Con este es con el que Visualizamos, “Sentimos”, Imaginamos, “Soñamos”, etc.

• El Cerebro funciona con Electricidad (impulsos nerviosos eléctricos), y a cierta “frecuencia” (velocidad). • Esa frecuencia se mide en “Hercios” (Hz).

• La sincronización de hemisferios es un sistema de gran beneficio para la salud física, mental, emocional y espiritual, algunos de los beneficios de la alineación son:

• Mejor postura: alineación natural biomecánica de la columna vertebral

• Mejor memoria: al mejorar la oxigenación cerebral y eliminar zonas de stress.

• Paz interior

• Facilita la meditación profunda y el acceso a otros estados de consciencia

• Lleva a la introspección, conocimiento de sí mismo y desarrollo integral

• Permite lograr una profunda relajación e induce al sueño reparador

• Aumenta la concentración, la creatividad y la memoria

• Facilita el aprendizaje acelerado y la retención de lo aprendido.

• Útil para tratar el déficit de atención, la hiperactividad y problemas de aprendizaje.

• Ayuda en los tratamientos terapéuticos.

• Fortalece el sistema inmunológico y promueve la sanación

• Ayuda a manejar el estrés, la ansiedad, y a personas con depresión

• Aumento de energía y productividad

• Ayuda a cambiar patrones de conducta destructiva

• Consigue un bienestar general

Una de las mayores ventajas del estado de sincronización de hemisferios cerebrales es que las clásicas emociones de miedo, perturbación e indecisión desaparecen dado que en este estado termina con el batallar de los opuestos, dejan de estar en pugna el sentido lógico y racional con el emotivo e intuitivo, se alcanza por tanto un estado de seguridad y paz interior.

Técnica

Con la ayuda de las herramientas Atlantes ©, en pocas sesiones, equilibraremos la energía vital de tu cuerpo.

Fotones y ADN

Hace un siglo, Albert Einstein, resolvió una paradoja aparente en la teoría de la fotoemisión al afirmar que la luz no estaba compuesta por ondas, sino por partículas denominadas fotones.
En el año 1995 los científicos Poponin y Gariaev descubrieron algo del ser humano insospechado: vaciaron tubos de ensayo y dejaron solo partículas fotónicas (de luz). Estas partículas estaban desordenadas. Al introducir ADN los fotones comenzaron a ordenarse. La sorpresa fue aún mayor cuando quitaron el ADN y observaron que los fotones *seguían alineados* como sin una fuerza o energía los mantuviera. Este experimento se llamó ” ADN fantasma” y fue el puntapié inicial de las curaciones alternativas.
En el año 1997 en la Universidad de Ginebra, Suiza se llevó a cabo un experimento con partículas. Quien estuvo a cargo fue el físico Nicholas Gisin quien ordenó a su equipo dividir en 2 un átomo. Se creó un par de átomos mellizos. Luego cada uno fue puesto en distintos túneles en un acelerador cuántico. La sorpresa es que en un momento del trayecto los átomos individuales debían tomar un camino bifurcado.
Estando a 22 kilómetros de distancia uno de los átomos mellizos giró a un lado y el otro también, como si fueran conscientes y estuvieran conectados. Se repitió la prueba y el resultado fue el mismo. A esto se le llamó ” entrelazamiento cuántico”. Si 2 átomos “inertes” están unidos de por vida…. cuánto más las personas estamos ligadas unas a otras a pesar del tiempo y el espacio! Esta es una de las más extraordinarias enseñanzas que existe desde siempre en los pueblos originarios y que está siendo redescubierta por la ciencia moderna.

Función de los fotones en la vida
El biofísico alemán Fritz Albert Popp confirmó en los años 80 que todas las células emiten una luz ultra débil, que consiste en fotones a través de los cuales las células se pueden comunicar entre sí.

Las células producen una radiación coherente en forma de interferencia. Esta interferencia es la que usan las células para comunicarse entre sí. Las células hacen que las interferencias sean mayores en las longitudes de onda en las que se comunican ellas mismas. Todas las células se comunican con patrones ondulatorios específicos. Una forma en que se comunican es cancelando las ondas, la luz, que se da entre ellas, dejando un espacio de quietud de modo que cuando cualquier pequeña perturbación surge, la perciben inmediatamente como una señal entre ellas. Estas conclusiones son el resultado de las experimentación que el instituto de Popp ha llevado a cabo a través de los años.

Al ser la comunicación por medio de fotones, y los fotones ser universales, iguales para todos, este modelo abre la posibilidad de comunicación entre seres vivos de distinto reino o especies: humanos y plantas, humanos y animales.

La comunicación celular.

Se producen más de mil reacciones químicas por segundo en cada célula, y se necesita la información del lugar y el momento exacto en que estas reacciones han de suceder. Esto sucede por medio de fotones que son coherentes. Esta coherencia hace que esta gran cantidad de información se comunique. Los bio-fotones son ondas electromagnéticas en el espectro de la luz, que emiten todos los seres vivos y que el instrumental de laboratorio aún no tiene la sensibilidad para captar.

Esta luz es almacenada por el ADN y el núcleo de la célula, que emite y absorbe luz constantemente. De esta manera se comunican todas las células de un ser vivo. Incluso es posible que exista un sistema de comunicación global entre todos los seres vivos de la biosfera. Esto explicarían comunicaciones que se han detectado entre los árboles cuando tienen una percepción intensa de peligro, o la estrecha comunicación que tenemos los seres humanos con las mascotas. La enfermedad debido a esto puede ser el resultado de la pérdida de coherencia en los campos de ondas de un ser vivo.

Elementos de las células especializados en comunicación óptica.

Para que suceda una reacción química, uno de los componentes de esta reacción ha de ser estimulado por ondas electromagnéticas: se necesita un fotón. Las ondas electromagnéticas deben excitar los estados electrónicos del sistema para que la reacción se produzca, y esto solo puede suceder mediante la absorción de un fotón. La velocidad de reacción de las reacciones químicas aumenta con la temperatura, porque al aumentar ésta, se consiguen más fotones disponibles.

En un ser vivo, la reacción no se produce por el calor, sino por bio-fotones. No hacen falta muchos fotones para ello, porque en cuanto se da una reacción el fotón es devuelto al campo bio-fotónico y queda disponible para provocar otra reacción. En un sistema biológico existe un matrimonio entre el campo bio-fotónico y la materia bioquímica. Uno es necesario para entender el comportamiento del otro. Es difícil corroborar estos campos bio-fotónicos tan complejos y de tan baja amplitud porque nuestros instrumentos no son lo suficientemente sensibles. Sin embargo. utilizando fotomultiplicadores en el año 81 Popp presentó los resultados de investigaciones en emisión bio-fotónica, demostrando que el A.D.N. es una fuente, si no la principal, de radiación celular ultra débil. Este hallazgo ha sido confirmado posteriormente por investigadores rusos.

La física cuántica

LA FÍSICA CUÁNTICA, PARA ENTENDERLA POR FIN

Explicada para todos los públicos por el físico Sidney Perkowitz

Sidney Perkowitz, el autor de este artículo es profesor emérito de Física en la Universidad Emory. Algunos de sus libros son Slow Light y Hollywood Chemistry. (Artículo publicado en la revista QUO)

No podemos observarlos directamente, pero el comportamiento de átomos, quarks, fotones y todo aquello que compone la realidad a una escala nanométrica o menor confirma que aún no sabemos gran cosa del universo. La teoría cuántica –que describe estas diminutas partículas– dejó de ser una rareza antes confinada al laboratorio; ahora invade nuestras vidas y se encuentra en el teléfono inteligente que llevamos en nuestro bolsillo, y hasta en el número de la tarjeta de crédito que usamos para comprar por internet. La “cuántica” aparece cada vez más en términos como “sanación cuántica” y “políticas cuánticas”. Cuántico se ha convertido en una palabra de moda. Cualquier relevancia científica en estos usos es puramente accidental; sin embargo, esto ilustra que lo “cuántico” posee una mística más allá de lo científico.

A pesar de que la mecánica cuántica surgió para resolver un problema científico, más de un siglo después aún guarda algo de misterio. La física cuántica predice comportamientos paradójicos o increíbles. Por ejemplo, una partícula cuántica no posee solo un valor de una cantidad física, sino todos los valores al mismo tiempo, algo que se llama superposición; dos partículas cuánticas pueden permanecer ligadas o “entrelazadas”, aun a distancias ilimitadas y sin ninguna conexión física de por medio; y se pueden tele transportar a través del espacio vacío.

Los saltos cuánticos pueden encontrarse en tu bar favorito y en el supermercado local

En 2011, el físico austríaco Anton Zeilinger aplicó un cuestionario con 16 preguntas de opción múltiple a más de 30 especialistas en teoría cuántica, acerca de sus conceptos básicos y su interpretación. Ninguna de las posibles respuestas recibió apoyo unánime, pues muchas de las preguntas provocaron un amplio rango de opiniones. Según el investigador Charles Clark, codirector del Joint Quantum Institute en la Universidad de Maryland, sería “un gran tema ubicar dónde está el problema” que hace que la teoría cuántica sea tan difícil de interpretar. En parte, esto se debe a que es muy abstracta, por mor de la pequeñez de lo que describe. Cuando pateamos un balón, obtenemos conocimiento empírico de cómo funciona el mundo a una escala humana. Pero no podemos patear un quark o aventar un fotón; solo podemos describir estas partículas con ayuda de la teoría cuántica.

Una idea desesperada

Cuando Max Planck inventó la teoría cuántica en 1900, pensó que solo era un truco matemático. Pero su “truco” explicaba por qué los físicos de la época no podían responder a esta pregunta: “¿Cuál es la naturaleza de la luz emitida por una llama o cualquier otro cuerpo caliente?” Sabían que la luz era una onda electromagnética generada por partícu­las cargadas eléctricamente, como los electrones, pero el problema era que los cálculos que usaban para aplicar esta teoría contradecían los resultados del laboratorio del espectro de luz generado por objetos calientes.

Planck probó varias soluciones para resolver el problema antes de dar con la idea de que la luz es emitida por medio de energías “cuánticas”, múltiplos exactos de cierta cantidad mínima, o “cuanto”. A esto lo llamó “un acto de desesperación”, pero produjo el espectro correcto de luz de un cuerpo caliente y eso le valió el Premio Nobel en 1918. Después, Albert Einstein y Niels Bohr obtuvieron sus propios premios Nobel al extender el trabajo de Planck. Einstein mostró que la luz viene en discretos paquetes de energía, luego llamados fotones, y Bohr planteó que los electrones en un átomo absorben o emiten fotones al tiempo que brincan entre niveles de energía cuántica.

Fue asombroso encontrar que el mundo operaba de esta extraña manera. Ahora se sabe que los saltos cuánticos y todo lo demás son reales. Pero ¿por qué la humanidad no notó los “cuantos” hasta 1900? Porque hablamos de una cantidad de energía muy pequeña. Incluso el febril brillo de una vela representa un torrente de fotones (trillones por segundo). La luz que irradia una fuente es como arena derramándose de un cubo; parece ser una corriente continua, pero en realidad es una multitud de diminutos granos perdidos dentro del flujo mayor. De forma similar, los saltos cuánticos en los átomos son cambios extremadamente pequeños en la energía, aunque el uso popular de “saltos cuánticos” con frecuencia hace referencia, incorrectamente, a grandes cambios.

Saltos cuánticos reales

Pueden encontrarse en tu bar favorito o en el supermercado local. Siempre que veas brillar el anuncio luminoso de alguna cerveza o el escáner de un código de barras, mira detenidamente: estás observando saltos cuánticos eléctricos en acción a través de sus huellas dactilares, la emisión de la luz, como Niels Bohr determinó.

Un anuncio de neón es un tubo de cristal relleno con el gas noble neón o con otro gas que brilla cuando se le aplica un voltaje. La “descarga luminosa”, vista por primera vez a finales del siglo XIX, funciona porque el voltaje eleva a los electrones de los átomos del gas a un nivel más alto de energía; después, los electrones descienden a niveles más bajos y sueltan fotones. Los gases poseen diferentes niveles de energía atómica, y estos niveles definen las longitudes de onda del fotón. El neón produce luz roja, el argón genera luz azul… y así.

La descarga luminosa está también en la iluminación fluorescente y en el láser. En un tubo fluorescente, los saltos cuánticos en el vapor de mercurio crean fotones ultravioletas, que activan un revestimiento dentro del tubo, el cual produce luz blanca. El láser, inventado en 1960, es como un tubo de descarga entre dos espejos. Al tiempo que los fotones de un salto cuántico atómico rebotan de un lado a otro, estimulan más fotones de los átomos que lo atraviesan. Eso produce un rayo mejorado de luz pura en una sola longitud de onda. Un rayo cuya infinita gama de usos hace evidente que la energía cuántica es real.

Los saltos cuánticos aparecen también en los diodos emisores de luz (led). Los leds están hechos de semiconductores en los cuales los electrones deben saltar a través de una brecha hacia una energía mayor, antes de moverse como corriente eléctrica. Al aplicarle voltaje al led, los electrones saltan la brecha, y después regresan produciendo fotones.

Además de para el led, el comportamiento cuántico es crucial para los aparatos digitales. Sus circuitos integrados están hechos de silicio semiconductor, cuya brecha de energía cuántica permite un buen control de los electrones para manipular los bits digitales.

Jugar a los dados

Aunque los saltos cuánticos se consideraron radicales, no contradicen las visiones existentes del mundo. La superposición, el entrelazamiento y la tele transportación, sin embargo, producen más extrañeza porque se oponen a nuestro entendimiento del universo. Estos problemas surgen porque la teoría cuántica no predice valores definitivos para las propiedades físicas, sino solo probabilidades.

Einstein no creía que la naturaleza fuera azarosa, como lo expresó en su famoso comentario “Dios no juega a los dados con el universo”, pero en teoría cuántica este no parece ser el caso. Una bola de béisbol tiene cierto impulso, pero en el mundo cuántico, cualquier partícula lleva en sí todos sus posibles valores físicos al mismo tiempo o en “superposición” hasta que es medido o interactúa con el ambiente.

Por ejemplo, la propiedad llamada “giro” hace que los electrones se comporten como pequeñas barras magnéticas con su polo norte apuntando hacia arriba (U) o abajo (D). En teoría cuántica, el electrón está en estos estados al mismo tiempo, pues existe una probabilidad del 50% de que una medición muestre U o D.

El experimento del “gato de Schrödinger” –como lo imaginó en 1935 el pionero de la teoría cuántica Erwin Schrödinger– ilustra esta naturaleza estadística. El gato está muerto o vivo dependiendo de un evento aleatorio y, por tanto, puede describirse en ambos estados a la vez.

Extraño, pero útil

Necesitamos comprender estos raros efectos si deseamos entender la física cuántica; pero, incluso sin eso, la cuántica está entrando en la tecnología digital. Los circuitos integrados en los aparatos digitales representan bits binarios en pequeños interruptores electrónicos que se prenden o apagan para representar el 0 y el 1. Pero cualquier sistema con dos posibilidades también puede representar el 0 y el 1, incluyendo los estados U y D de los electrones y los estados H y V de los fotones; solo por medio de la superposición, estos representan 0 y 1 simultáneamente.

Esta es la idea innovadora detrás del bit cuántico, o qubit, una especie de superbit (el nombre se inventó como un chiste en 1995). Por ejemplo, dos bits ordinarios representan solo uno de los números decimales 0, 1, 2, 3… pero dos qubits representan los cuatro números al mismo tiempo. La ventaja crece rápidamente, de tal forma que 20 qubits cargan 20 millones más de veces la información que 20 bits. Se ha estimado que una computadora “cuántica” que usase 150 o 300 qubits tendría el poder de todas las supercomputadoras convencionales del mundo juntas.

El Joint Quantum Institute de la Universidad de Maryland y una docena de laboratorios más alrededor del mundo trabajan para usar qubits en la informática y también en las telecomunicaciones, ya que los fotones que atraviesan una amplia red de fibra óptica cargan gran parte de la información que viaja por el mundo, desde las llamadas telefónicas hasta las descargas de internet. Sin embargo, la tecnología de los qubit es difícil de implementar, porque las partículas deben ser aisladas del ambiente y mantenerse a temperaturas ultra bajas para que permanezcan en superposición. Pasarán años antes de que tengamos la computadora de 150 qubits, pero ya se han construido y programado las versiones de prueba que usan unos cuantos qubits de fotones para resolver el problema. Los qubits de fotones también se están utilizando para realizar transmisiones de información más seguras por medio de las aplicaciones del entrelazado.

Tele transportación

El primer paso para entrelazar fotones es crear un par correlacionado con uno de ellos en estado H y el otro en estado V (lo cual se puede obtener enviando luz a través de ciertos cristales), aunque aún no sabemos cuál es cual. Si después se separa ampliamente a los fotones, estos mostrarán una propiedad sorprendente. Si se mide al fotón 1 como H, la medición del fotón 2 dará V; pero si el fotón 1 se mide como V, el segundo fotón da H. De alguna manera, el fotón 2 “sabe” el resultado de la medición del fotón 1 y se ajusta de acuerdo con ese resultado; las dos partículas están entrelazadas.

Para observar lo excepcional que es esto, pongámoslo en un contexto más familiar. Un cajón en la Ciudad de México contiene un número idéntico de calcetines negros y blancos, al igual que un cajón en Toronto, Canadá. Si se elige en forma aleatoria un calcetín en la Ciudad de México y un amigo escoge otro en Toronto, la mitad de las veces las elecciones coincidirán. Pero si los calcetines están entrelazados, como los fotones, no importa qué color elijas, tu amigo escogerá el otro color en todas las ocasiones, a pesar de la distancia entre los dos calcetines y la ausencia de cualquier conexión física.

El entrelazado de los fotones se demostró en el laboratorio en 1982; las últimas mediciones muestran que puede operar en distancias de hasta 144 kilómetros de espacio vacío. También señalan que cualquier información transmitida entre los fotones viaja 10.000 veces más deprisa que la luz y quizá de manera instantánea. Esto contraviene los resultados de la relatividad de Einstein, donde se asegura que nada puede viajar más rápido que la luz. Peor aún, la transmisión instantánea nos hará volver a considerar por completo nuestras nociones de tiempo y espacio.

Mucho antes de que se dieran estos inquietantes resultados, a Einstein le costaba trabajo aceptar el entrelazamiento y lo llamó “una espeluznante acción a distancia”. Pero existe, con partículas conectadas de algún modo por un desconocido canal cuántico que no logramos comprender. Aún más: los investigadores han llevado este misterioso vínculo más allá, al campo de la tele transportación. En ese medio de transporte tan común en la ciencia ficción, una persona o un objeto es replicado en otra parte mientras desaparece de su ubicación original, como podía verse en las historias de Star Trek. En 1993, Charles Bennett de IBM y sus colegas mostraron en teoría cómo tele transportar un fotón. Imaginando un par de fotones entrelazados en distintas ubicaciones, A y B, demostraron que el estado polarizado de un tercer fotón podía enviarse de la posición A al fotón en B, por medio del canal de entrelazamiento, recreando de tal manera al tercer fotón en el sitio lejano. Anton Zeilinger (el del cuestionario cuántico) y sus colegas demostraron la tele transportación de un fotón en el laboratorio en 1997, y en 2012 reportaron haber tele transportado fotones en distancias mayores a 143 kilómetros.

Un ordenador cuántico tendría el poder de todas las supercomputadoras convencionales del mundo

El secreto cuántico

Estos efectos van más allá de la ciencia ficción cuando los fotones polarizados se controlan como qubits en la criptografía cuántica, método diseñado para transmitir información de modo seguro por medio de una red de fibra óptica. En 1984, Charles Bennett y Gilles Brassard inventaron la distribución de la llave cuántica. Como la combinación de un candado, la “llave” es un largo hilo de bits que conforman la contraseña secreta para acceder a un complejo de algoritmos que codifican y decodifican información. El código es indescifrable sin la llave, pero esta, a su vez, debe ser difundida del transmisor al receptor cuando corre el riesgo de ser leída por un tercero.

Bennett y Brassard mostraron cómo podía evitarse esa vulnerabilidad en la seguridad usando la aleatoriedad cuántica de los qubits de fotones, para crear un único y azaroso hilo de bits que funcionara como una codificada llave secreta basada en el entrelazamiento de fotones. Las llaves cuánticas se han usado para asegurar transferencias bancarias y resultados electorales en Suiza. Aún no son comunes.

Rareza cuántica de tamaño completo

Es posible que jamás seamos capaces de teletransportar gente o grandes objetos, pero en 2011, Ian Walmsley, de la Universidad de Oxford, y sus colegas entrelazaron objetos macroscópicos visibles para el ojo humano: dos diamantes, cada uno de tres milímetros de largo.

Los átomos en sólidos cristalinos, como los diamantes, vibran a energías cuánticas, las cuales se encuentran en cantidades inusuales en los átomos de carbono de los diamantes. En el experimento, estos efectos exteriores se mantuvieron al margen lo suficiente como para preservar los estados cuánticos y permitirles a los investigadores enlazar los diamantes a distancias de hasta 15 centímetros. Este es un paso en la creciente extrañeza cuántica para llegar a un punto en el cual sea más fácil examinarla y comprenderla.

La idea de Max Planck en 1900 comenzó un viaje desde el mundo ordinario hacia el mundo sub microscópico. Aunque aún no comprendemos por completo la teoría cuántica, ilumina este mundo y hace que la tecnología avance. Con resultados como los del experimento de los diamantes, continuamos el viaje trayendo el universo sub microscópico al mundo que ocupamos. Planck, Einstein y Bohr estarían hoy completamente fascinados.

(Artículo publicado en la revista QUO)

Las células y la enfermedad
Según la teoría de Georges Lakhovsky, todas las células de los seres vivos emiten y reciben radiaciones electromagnéticas. Suponía que cualquier enfermedad era causada por un desequilibrio oscilatorio de la célula viviente y que el tipo de vibración a la que esta funcionara determinaría la vitalidad o enfermedad de dicha célula y que además las células de los organismos vivos están en resonancia con 2 tipos de radiaciones, las que provienen por debajo del ser, es decir, del suelo (Resonancia Schumann, Corriente telúrica) y de las radiaciones provenientes por encima de él (Radiación cósmica y radiación solar).

Mientras que todas las células del organismo vibren de forma armónica y en consonancia con dichas radiaciones, el ser vivo mostraría un estado de vitalidad y bienestar. Cualquier cambio en la frecuencia de resonancia celular, resultaría en un tipo u otro de enfermedad, o lo que es lo mismo, desequilibrio (desestructuración).

Siguiendo sus investigaciones, determinó que dicha pérdida de la propia frecuencia de oscilación celular podía ser corregida si se irradiaba una forma especial de energía, a la frecuencia original de la célula. En ese caso, la célula reconocía la frecuencia irradiada como su propia frecuencia de oscilación natural y volvía a resonar a dicha frecuencia, recuperando así la vitalidad perdida.

Para ello, se basó en una ardua y larga investigación sobre medicina, biología, radiaciones, geobiología y un largo etcétera, junto con algunos de los mejores científicos de aquella época, uno del cual se dice que fue el mismo Nikola Tesla.

M. Georges Lakhovsky (*Minsk, Rusia 17 de septiembre de 1870 – f. Nueva York, Estados Unidos, noviembre de 1942), fue un científico, inventor, escritor y filósofo ruso. Conocido principalmente por sus aportes en el área de la medicina y biología. Creador del Oscilador de ondas múltiples (MWO Multiple Wave Oscillator).

Fue atropellado por una limusina en Nueva York, en 1942. Pocos días después murió.

Maquinas del Cerebro
Los científicos han comprobado que cada estado mental (miedo, tristeza, amor, agresividad…) está asociado a una específica actividad eléctrica y química del cerebro. Esta actividad puede ser alterada y controlada mediante estímulos externos, incluyendo sonidos, luces, campos electromagnéticos y movimientos físicos. Existen aparatos mecánicos que pueden dirigir estos estímulos hacia áreas concretas del cerebro y producir estados mentales específicos tales como: euforia, recuerdos de experiencias alejadas en el tiempo, concentración profunda o creatividad intensa.

El primer aparato de este tipo, conocido como sincro-energizer S/E y diseñado por el doctor Gorges, psiquiatra y neurólogo de Cleveland, después de treinta años de investigación, constituye una poderosa ayuda contra el estrés y mejora extraordinariamente la memoria. Toda una generación de nuevos prototipos ha surgido después, entré ellos el popular MC2, que altera y controla los estados físicos y mentales del individuo, induciendo una pauta ajustable a través del cerebro.

Con el descubrimiento en los años 60 de que los hemisferios derecho e izquierdo operan independientemente, los científicos comprobaron que sólo utilizamos una parte del cerebro, y fluctuando de un hemisferio a otro según la actividad que realicemos. Cada hemisferio recoge la misma información sensorial, pero la maneja de diferente modo, como si se utilizaran dos programas distintos de computadora.

El hemisferio izquierdo, dominante en casi todas las personas, codifica la información en forma verbal y utiliza un tratamiento lógico y analítico para llegar a una conclusión razonable.

El hemisferio derecho, no dominante, realiza una síntesis holística a través de la intuición, sin utilizar el razonamiento deductivo. Pero el hemisferio dominante controla el pensamiento casi todo el tiempo. ¿Cuáles serían los resultados, se preguntaron los científicos, si utilizáramos todo el poder de la mente simultáneamente?.

La respuesta llegó una década después: los neurólogos descubrieron que cuando las personas entran en estado de meditación (un estado de extraordinaria claridad mental acompañada de profunda relajación), los dos hemisferios cerebrales funcionan de manera sincrónica y armoniosa. Esta poco frecuente hiper sincronía parece explicar los beneficiosos efectos de la meditación: los meditadores avanzados piensan con todo el cerebro, y sólo ellos pueden reproducir este estado con su voluntad.

EL EFECTO FFR

Más tarde llegó el descubrimiento de que ciertas ondas electrónica sonoras causan una respuesta de igual frecuencia en las ondas cerebrales: el cerebro responde a una señal audible reproduciéndola, sincronizándose a ella. A este efecto se le conoce como Frecuency Following Response (F. F. R.).

Esto fue algo revolucionario. Debido a que las frecuencias de ondas cerebrales (como las bien reconocidas ondas alfa) producen estados físicos y mentales específicos, uno puede colocarse unos auriculares, girar un botón selector de frecuencia, e instantáneamente evocar recuerdos vividos o un estado de alerta y concentración. Combinando sonido y luz rítmicamente, el doctor Gorges vio que el efecto se potenciaba, produciendo una sincronización cerebral rápida, acompañada por una corriente de imágenes brillantes y emotivas.

Lo que el MC2 hace es poner en armonía todas las partes del cerebro, no sólo el intuitivo hemisferio derecho o el sobre estimulado y analítico izquierdo. El resultado es claridad mental, mayor eficacia y un estado de bienestar.

El aparato combina frecuencias de sonido y luz, mediante luces intermitentes y sonidos pulsantes. Interpreta un ritmo de ondas para el cerebro y este responde al estímulo creando un espectáculo de luces y sonido. Las culturas y pueblos más antiguos utilizaban en sus rituales señales acústicas procedentes de sus instrumentos musicales junto a impulsos visuales originados por danzas con fuego. En India y China los monjes colocaban a sus discípulos entre dos campanillas que sonaban rítmicamente y simultáneamente dirigían a sus ojos rayos luminosos de sol mediante un sistema de espejos. Un efecto similar tenían los rituales con tambores: el ritmo de los tambores llenaba el aire con ondas acústicas de una frecuencia determinada, y el chamán bailaba hasta que su conciencia llegaba a ser una con los tambores y caía en trance.

Horario Lunes a sábado de 10 a 14 y de 17 a 20:30h Tenemos horarios especiales en festivos, si estás interesado en venir llámanos antes al 963926081